Preparación de la hivernación Preparación de la hivernación Una correcta hivernación del pulverizador contribuye a una mayor duración del material. El mantenimiento de fin de campaña es indispensable para preparar el pulverizador para la siguiente estación y asegurar una buena conservación durante el invierno. Limpieza, reparaciones y protección contra las heladas son las operaciones qu

titre de la fenêtre 

Preparación de la hivernación

 

Una correcta hivernación del pulverizador contribuye a una mayor duración del material. El mantenimiento de fin de campaña es indispensable para preparar el pulverizador para la siguiente estación y asegurar una buena conservación durante el invierno. Limpieza, reparaciones y protección contra las heladas son las operaciones que deben realizarse.

Estos son los consejos de David Dijoux - Formador técnico de BERTHOUD - para esta importante operación.

 

Una limpieza exhaustiva

La primera etapa es realizar un buen lavado interior y exterior del aparato. El añadido de un producto detergente mejora la limpieza. El enjuague y el lavado se realizan en una parcela con hierba y preferiblemente a una distancia mínima de 50 metros de un punto de agua. Deberá prestarse especial atención a la limpieza de los filtros y asegurarse de vaciar bien las rampas y el fondo de la cuba tras el enjuague.

También hay que revisar y limpiar las boquillas. Estas son esenciales para la calidad de la pulverización. Por tanto, es indispensable conservarlas en buen estado de mantenimiento y probarlas regularmente. 

Limpiar (por dentro y por fuera) el tubo del indicador para una lectura correcta del nivel de la cuba.

Prever un engrase generoso.Todos los componentes articulados del pulverizador agradecen un engrase generoso para el invierno.  Consulte el libro de mantenimiento que indica los puntos de engrase de la bomba y el nivel de aceite necesario.

 

Protección contra las heladas

Una vez que el pulverizador está limpio y engrasado, es aconsejable utilizar una solución anticongelante para pasar el invierno sin sorpresas desagradables. Si se ha desmontado la bomba y se ha vaciado bien el tubo, normalmente el circuito está fuera de peligro en caso de heladas. De lo contrario, conviene añadir una solución anticongelante en los tubos. Durante la preparación en primavera será necesario eliminar este producto anticongelante con un enjuague abundante.

 

Revisión del estado general

Vacíe el cárter de la bomba y sustituya el aceite siguiendo las recomendaciones del manual de uso del equipamiento. Si al terminar la campaña, la bomba presenta signos de debilidad (dificultad para alcanzar presión, chasquidos), proceda a un desmontaje par examinar las válvulas, las membranas, el cigüeñal y las turbinas.

Cambie el manómetro si el líquido (glicerina) ha desaparecido de la esfera.

Revise las correas o cadenas de transmisión (limpieza, sustitución en caso necesario, corrección de la tensión).

Revise los conductos (perforación, doblado, desgaste por fricción) y el apriete de las abrazaderas.

Revise la membrana de la campana de aire,examine la membrana y cámbiela en caso de observarse puntos de fatiga o « desinflado » de la campana de aire.

Elimine cualquier resto de óxido y proteja las partes metálicas desnudas con un producto adecuado o realice retoques de pintura. No olvide proteger los conectores hidráulicos.

Revise los neumáticos y compruebe la presión.

Compruebe el regulador de presión. En general, si el mando del regulador de presión presenta «puntos duros», no dude en desmontarlo, limpiar el interior (en especial el paso de tornillos) y engrasar. Proceda del mismo modo con la superficie de la válvula.

Inspección técnica en caso necesario, compruebe la fecha de vencimiento de la última inspección técnica y programe la siguiente inspección en caso necesario.