Air Drive, la pulverización de alta definición Air Drive es la solución desarrollada por Berthoud para responder a los nuevos retos de la pulverización (reducir la deriva, preservar los alrededores, limitar las cantidades aplicadas) sin descuidar la calidad de aplicación, el confort en el trabajo, la manejabilidad y la productividad. Air Drive son las bajadas hidroneumáticas para viñas anchas o viñas estrechas que pueden montarse en todos los pulverizadores cara por cara de la gama

titre de la fenêtre 
Autre

Air Drive, la pulverización de alta definición

18/02/2020

 

 

 

Air Drive es la solución desarrollada por Berthoud para responder a los nuevos retos de la pulverización (reducir la deriva, preservar los alrededores, limitar las cantidades aplicadas) sin descuidar la calidad de aplicación, el confort en el trabajo, la manejabilidad y la productividad.

Air Drive son las bajadas hidroneumáticas para viñas anchas o viñas estrechas que pueden montarse en todos los pulverizadores cara por cara de la gama Berthoud; máquinas arrastradas Win’air y equipamientos Cruis’air para zancudos y máquinas de vendimiar.

Reducción de la deriva

Las bajadas Air Drive se pueden equipar con boquillas de inyección de aire que permiten aumentar el tamaño de las gotas y reducir en gran medida la deriva. Están homologadas oficialmente por el Ministerio de Agricultura francés para la reducción de las zonas no tratadas que bordean puntos de abastecimiento de agua.

Ahorro de producto y de gasoil

Las bajadas hidroneumáticas Air Drive permiten optimizar los tratamientos cara por cara durante toda la temporada modulando la altura de cobertura, la asistencia de aire y el tamaño de las gotas en función de la fase vegetativa. En la fase precoz, por ejemplo, el tratamiento se puede realizar desembragando la ventilación, abriendo un solo nivel de difusores y utilizando las boquillas de inyección de aire, lo que permite a la vez un ahorro del 75 % del producto y una fuerte reducción de la deriva, del ruido y del consumo de gasoil. En una temporada completa, es posible ahorrar hasta un 15 % de producto y un 20 % de gasoil.

 

Manejabilidad, flexibilidad de uso y productividad

Bajadas monobloque ultrarresistentes a los impactos y plegables en las 3 dimensiones, rampas telescópicas, corrección de la inclinación, ayudas a la conducción para los giros al salir de la hilera… Los equipamientos Air Drive se han diseñado para la máxima manejabilidad y confort de trabajo. Y la productividad y la flexibilidad de uso están garantizadas. En las viñas anchas, por ejemplo, en fase tardía, con una máquina arrastrada Win’air, es posible tratar 3 hileras por pasada a una velocidad de 7 km/h y aplicando un volumen de 120 l/ha. En fase precoz, el volumen/ha se puede reducir sensiblemente, lo que aumenta aún más la productividad. Por lo tanto, se puede utilizar una sola máquina a lo largo de la temporada con un máximo nivel de productividad y un tiempo de intervención mínimo. 

Calidad de aplicación

Las bajadas hidroneumáticas Air Drive están equipadas con difusores con una boquilla integrada que generan un flujo de aire cargado de gotitas. La posición de la boquilla respecto al flujo de aire se ha diseñado de forma que la pulverización se reparta de forma homogénea y a una altura de máxima cobertura. El flujo de aire se encuentra detrás de la boquilla para captar todas las gotitas y así reducir la deriva. Se ha optimizado el perfil de velocidades del aire con el fin de obtener una verdadera asistencia de aire que permita penetrar eficazmente en las hojas y en los racimos. Los difusores Air Drive pueden equiparse tanto con boquillas de turbulencia clásica como con boquillas de ranura y con boquillas de inyección de aire.